Portal ELS


Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 ... 10
1
Aventuras / Cementerio de Esperanza (Todos)
« Último mensaje por Zarpas en 20-Febrero-2018, 21:45:32 »
-- CAPÍTULO 1 --





Han pasado un par de semanas desde que dejasteis Nar Shaddaa a toda prisa. Perseguidos por agentes del Sol Oscuro y los Hutt, apenas tuvisteis tiempo para rescatar a Melf Bigby, reuniros y huir tan rápido como pudisteis.. Casi no lo contáis: atrapados en la emboscada sufrida por "Staff", la tripulación del "Princesa Vagabunda" estuvo a punto de volar en pedazos cuando varios cazas salidos de la nada os usaron como diana mientras evacuabaís al teniente rebelde y un par de contenedores con un jugoso botín..
Después de  toda la "movida" del Raccord Six y gracías a la ayuda "in extremis" de un nuevo y misterioso aliado llamado "T-Kaz", pudisteís dar con la localización del cargero a tiempo y montar un númerito de distracción que os permitió escapar, ayudados por Bab´bo el apostador. Por desgracia, el bith no sobrevivió.

Sensiblemente afectada, la "Princesa" a duras penas pudo realizar el salto a las coordinadas indicadas por el ecoterrorista para una reuníon de urgencia.. Al parecer vuestro nuevo amigo es, al igual que vosotros ahora, uno de los hombres más buscados del Borde Exterior y tambien por parte de la guarnición imperial. Vivo o muerto, la recompensa por la cabeza de "T-Kaz" supera el millón de créditos.. no sin razón, este hacker anarquista es el jefe de un movimiento de liberación insurgente que pretende liberar varios sistemas del proceso militarizador e industrial del Imperio. "Los libertadores del mañana", así se hacen llamar.
Con casi cincuenta "altercados" (normalmente con uso de explosivos) a sus espaldas, este "T-Kaz" contactó con Druhn y este, a su vez con Bigby con el fin ofrecer apoyo y colaboración mutua. A pesar de que Melf no se fia del todo de este terrorista, ha recibido ordenes por parte de la Alianza Rebelde de contactar con él y si es posible, hacer que se una a la causa.
Debido a esto, el viejo capitán imperial Bendjer Lampvis ha sido enviado como refuerzo de la pequeña célula rebelde dirigida por célebre
teniente Melf "Staff" Bigby, con directrices muy claras de prestar apoyo y reunir efectivos para así aumentar la presencia de la Alianza en estos mundos exteriores.

Con el encargo de llevar un pequeño cargamento de armas, bienes de consumo y algún que otro producto exótico, os habéis visto atrapados en una situación de la que no podeis salir. Desde que salisteis de Nar Shaddaa todo ha sucedido tan rápido que apenas habeis tenido tiempo para asimilar todo lo sucedido. Por unas razones o por otras, ahora os encontrais todos a bordo de la Princesa Vagabunda a punto de salir del hiperespacio para entregar el cargamento al contacto.
Reunidos en la cabina de ahora maltrecha "Princesa Vagabunda", os dais cuenta que hasta ahora (exceptuando los miembros de la tripulación y el capitán imperial) apenas habeis hablado. Con un ambiente de nerviosismo e incertidumbre estais a punto de acudir a una cita de la cual prácticamente no sabeis nada.. pues Melf ha decidido quedarse cerca de Nar Shaddaa con el fin de rescatar a su amigo y compañero Druhn Rothgar.

La tensión se puede cortar en el ambiente, preparados por lo que pueda suceder.. la escena comienza con todos los pjs reunidos en la cabina con Ben Udrith y Kull Novalast a los mandos, el tahur llamado Tino Cassat sentado tras ellos.. de pie y con gesto severo en mitad de su rostro no cibérnetico, Lampvis escruta la pantalla de navegación.. el resto llegais prácticamente al mismo tiempo tras oir el aviso de la inminente llegada al punto de reuníon.


---------------

Nota del Máster:

Primera escena de este 1er capítulo.. Debido a las experiencias vividas en el preludio, ganais 1d6 de experiencia que podeis colocar donde querais, siempre que halla sido coherente con lo sucedido en los preludios. Además, teneis un mini cargamento de armas a bordo.. podeis escoger un arma de gran calibre cada uno o dos si son de tamaño medio-pequeño.  Consultar conmigo antes de apuntarla en la ficha, aviso: lo que no esté en la ficha no podrá ser utilizado en su momento. Comienza la aventura.. por favor, dada la importancia de la escena molestaros un poco en describir a vuestro personaje, su forma de hablar, lo que lleva, etc.. para que el resto de jugadores puedan visualizaros con claridad. Nada de dos frases, sed descriptivos.. recordar que cuanto más currado, más px llevareis.. Rock and ROL!.

2
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Ignacio en 14-Febrero-2018, 02:25:37 »
Parek Kamalas

[Hago dos disparos al caza. Confío que mi compañero acierte alguno, con los míos sólamente no va a alcanzar.]
Vamos vamos vamos...
3
Con el peculiar sonido del zumbido de la desconexión magnética, todos los que os encontrais a bordo sentís como la nave se suelta de su anclaje cuando Bendjer Lampvis alerta por el intercomunicador:

- ¡Atentos ahí atrás! ¡He perdido de vista esos malditos hojalatas! exclama abriendo fuego sobre la vertical de la puerta que cubre el escudo.

- ¡Ya está! Ben abre la rampa de acceso para que nos podamos ir de aquí. Tino! quiero tu culo en la otra torreta YA!. Lampvis continua con el fuego de contencíón hasta.. - el sonido de disparos interrumpe la comunicación de Novalast- .. hasta que podamos despegar.. concluye el ingeniero tras repartir ordenes a diestro y siniestro.

Tac! tac - tac- tac! las luces del hangar comienzan a encenderse de nuevo, sobresaltándoos al tiempo que podeis ver como una docena de guardías irrumpe en la estancia, acompañados de más droides sonda. Uno de los seguratas se pone de rodillas preparado para cargar su lanzador de iones pesado al tiempo que otro compañero se lo monta en el hombro.. veis que con su visor apunta directamente a la carlinga de la nave..

- ¿A que esperáis? ¿al comité de bienvenida?.. os apremia Ben Udrith desde la cabina.. quizá tambien queraís algo de café y unos bollos..

- Cállate! -disparos de bláster- Kull?! ¿No se supone que debemos buscar a ese nautolano extraño? pregunta Cassat.

- No tenemos tiempo, replica Novalast. Hemos de suponer que quien tenga a Druhn, le interesa.. -blasterazo- .. tenerlo con vida.

Las luces terminan de encenderse por completo y podeis ver practicamente todo el hangar invadido por la fuerzas de seguridad. Un impacto bastante fuerte golpea los escudos de la "Princesa".. casi dos decenas de guardías disparan sin descanso contra el cargero que comienza a resentirse..

- Escudos al 30%.. - el guardia pesado armado con el lanzador de iones portátil, abre fuego impactando de pleno al cargero modificado- ..Olvidadlo! estamos sin escudos!. VÁMONOS! YA!

Como una furiosa réplica, Lampvis barre a media docena de guardias con una andanada de los cañones de la torreta.. el escudo que protegía la entrada se desvanece. Aprovechando el desconcierto de los agentes  de seguridad (que corren a buscar nuevas coverturas) Cassat y Novalast corren hacia la rampa de acceso justo a tiempo para que Udrith redireccione la energía de las armas a los escudos; ganando un par de segundos más antes de que los escudos vuelvan a caer por el insistente tiroteo.

Ya en la nave, el tahur corre hacía la torreta posterior de la nave y Kull se dirige enrabietado a la cabina del piloto, como siempre, acompañado por K5.

- Preparaos! dice el rubio a los mandos. Con una maniobra bastante brusca, enciende los motores auxiliares realizando una maniobra lateral que tira varios contenedores que se apilaban en la parte izquiera del hangar 14 (y que sirvieron como cobertura a Tino durante el tiroteo) aumentándo aún más la sensación de nerviosismo e incertidumbre. El ruido de rozaduras en el casco hace que el malhumorado dueño de la nave estalle en improperios:

- ¿Estas loco Udrith? ¿es que quieres morir aquí?.. por si que ellos no lo hacen, seré yo el que te dispare si vuelves a tratar así a mi "pequeña".

- Tranquilo, viejo.. -responde Ben- ..solo estoy calentando..

Alabeando a la derecha el cargero se pone en posición de salida y con súbito aumento de velocidad, todos os agarraís donde podeis cuando la nave sale disparada del hangar, dejándo atrás la estación BBT1.

- Ahora confiemos en que ese Bigby no nos meta en más problemas de lo que tenemos ya.. masculla el ingeniero jefe buscando en su unidad de datos las coordenadas de donde provenía la llamada del gigatón moreno.. esperemos que no lo hallan capturado tambien, si no estaremos peor que cuando empezamos..

------------------------------

Fin de la escena y del preludio.
4
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Tycho en 08-Febrero-2018, 12:44:01 »
Ben

[Hago gestos a mi compañero indicándole que vamos a subir hacía arriba y procedo preparándome para cualquier cosa]
5
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Erkon en 05-Febrero-2018, 20:13:19 »
Thalem Aldora

- ¡Rápido, todos a bordo!. ¡Metedlo dentro! - [meto prisa a mis soldados sin olvidar al vagabundo] -. ¡Vamos, vamos!. ¡A toda velocidad!.

- Aquí, Dervak 4. Respondiendo a la llamada.

[Instruyo a los soldados para que revisen el estado de las armas y se preparen para la acción, y estén preparados los puestos de armamento del vehículo. Me aseguro de que el vagabundo esté bien atado y asegurado donde no pueda estorbar y luego me sitúo junto al piloto atento al radar/monitores y a los ventanales atento a lo que venga.]

6
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Neowedge en 04-Febrero-2018, 10:21:48 »
Capitán Gareth

[Le clavo la mirada en sus ojos, en busca de un atisbo de que me esté engañando. En realidad para él es un sabacc puro: se ahorra unas inspecciones molestas y de paso se quita de encima un par de amenazas para su negocio.] Algo me dice que no voy a encontrar nada fuera de la ley aquí. [Estoy seguro de que no necesito decirle qué ocurrirá si esas bases de piratas no están en su sitio.]
7
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Luriant en 04-Febrero-2018, 02:20:45 »
Belkar Lemel

El tecnico apoyo su frente sobre la pantalla de objetivos, abatido por no haber rechazado el caza. Sentía que su traspaso a técnico le había privado de la experiencia para enfrentarse a los últimos diseños que cazas que los rebeldes habían robado. Tomo una bocanada de aire para relajar su mente.

- Aquí equipo Lima-Delta, tenemos Oxigeno por debajo del 30%, nuestra cubierta no es estanca, esperamos instrucciones.

Tras echar mano a su datapad, Belkar revisó el mapa de cubiertas anexas, buscando la salida mas cercana a la zona que estaba funcional. No quería pasar en ese lugar más de lo necesario, esperaba que cualquier otro tipo de encargo devolviese su mente a la rutina de problemas que pudiese solucionar.
8
Sin tiempo a reaccionar, los moteros se disponían a encañonaros cuando Brax deja caer un granada de humo.. anulando así cualquier posibilidad de negociación. Por suerte para vosotros, la confusión juega en vuestro favor: el jefe de los macarras parece entrar en pánico y corre a buscar covertura entre dos de las motojets de las cuatro que hay. El resto hace la propio con excepción de un par de ellos que intentar placar sin éxito a AG y Syko, no pudiendo evitar que ambos monten sobre las motojets.

Por su parte Fasrik percha a uno de los maleantes y lo empuja a un lado para montarse en la moto de AG justo antes de que este la ponga en marcha.. mientras, Bab´bo arranca su speeder con una mueca divertida y aprovecha todo el jaleo para disparar su pistola bláster al aire un par de veces, aumentando aún más el desconcierto. Varios viandantes salen corriendo abandonando el cruce de callejones en el que estais.

Aprovechando la cáotica jugada, la pirata, el explorador y el soldado siguen el speeder del bith, dejándo atrás una de las peores zonas de Nar Shaddaa. En contra de lo que pensabaís, pasan los minutos y el trayecto transcurre sin más incidentes. Parece que Bab´bo se equivocaba.

Tras casi una hora de trayecto, serpeteando como podeís para tratar de perder a vuestros invisibles perseguidores (que decidamente no veís pero el paranoico bith insiste en este aspecto) a través de las calles de la metrópoli, llegais a lo que parece un asqueroso bar de comida rápida abandonado. El sitio está totalmente colonizado por ratas y otras alimañas que campan a sus anchas en el viejo lugar.
Cuando os estais preguntando que demonios haceis aquí, Bab´bo aprieta un botón de muñequera donde lleva el intercomunicador y una pequeña puerta se abre sobre el suelo que hay tras la barra. Por ella podeís descender un par de pisos para luego llegar a una especie de garaje acomodado (de aquella manera) para una vida discreta.

- Esta es mi casa. Ahora descansar.. Mañana iremos donde Bigby y yo dar recompensa a todos por vuestros servicios.

Acomodándoos como podeis.. intentaís dormir un poco tras la infernal jornada sufrida en agujero infecto. Con una sonrisa de oreja a oreja el bith, saca de su nevera un liquido que huele a huevo podrido y que vierte sobre una taza usada y muy sucia..

- ¿Vosotros habéis pasado bien?.. Nar Shaddaa siempre resulta divertido para visitante.. recuerda una vez que.. y eso es lo último que oís antes de que vuestros ojos se cierren por el cansancio.


-------------

FINAL DE LA ESCENA. Fin de Preludio.
9
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Nolferek en 30-Enero-2018, 19:18:09 »
Área denominada “Pantanos #FF500” a 250 kilómetros al este de Lafra Prime. Ben Udrith.

La pareja de comandos rodeó el edificio al amparo de las brumas. Al final del mismo encontraron una puerta de metal cerrada con un simple interruptor. Al accionarlo la puerta se abrió, desplazandose fluidamente hacia un lateral. Los dos entraron dentro con las armas alzadas.

La habitación no era demasiado grande. Cuatro estanterías recorrían longitudinalmente la estancia con cajas de diversos tamaños en ellas. Tras dar varios pasos y echar un vistazo a las etiquetas de cerca vieron que dentro había componentes electrónicos de diversas clases.

Nadie. Tampoco escucharon ningún ruido.

A la derecha vieron unas escaleras que subían a un piso superior.


Puerto Estelar de Lafra Prime. Perímetro exterior. Thalem Aldora.

La base no informó de ningún tipo de actividad inusual, y no se veía a nadie por los alrededores. La escuadra, tras atar convenientemente al borracho y prepararlo para su traslado, volvía hacia el transporte cuando de repente las comunicaciones estallaron.

- ¡A todas las unidades imperiales, necesitamos refuerzos en la terminal principal del espaciopuerto!   Estamos sufriendo un ataque por un grupo hostil no identificado. La situación es grave.


Espacio en la órbita de Lafra Prime. Parek Kamalas.

- Grupo Gamma [se oyó por el canal general] Ignoren al ala-A en ruta hacia la Centinela y derriben al otro Ala-A en combate con el grupo Alfa. Las dos lanzaderas de escolta grupo Dragonfly adoptarán posiciones defensivas en torno a la fragata Centinela.

Los tres cazas TIE restantes se reagruparon y cambiaron de rumbo hacia la zona donde Parek y su compañero se esforzaban al máximo para derribar a aquel interceptor rebelde. - Bien, aunque sean tres pilotos paketes, su ayuda acabará por darnos la victoria – pensó Parek, mientras volvía a disparar sobre aquel esquivo caza, pero parecía que ni su compañero ni él tenían suerte dado que había conseguido esquivar todos los disparos, si bien sus acometidas se habían reducido al mínimo.

- Aquí Resiliencia, hemos recuperado al piloto Alfa 2, en rumbo para tratar de recuperar a Gamma 3. El transporte de ataque había conseguido recuperar al piloto imperial, al menos tendría posibilidades de sobrevivir.

Y habiendo dejado a todos sus perseguidores atrás, el otro Ala-A siguió su frenética carrera, entrando ya al alcance de las armas de la fragata, que comenzó a disparar.


Lafra Prime. Barrio Residencial. Maximillian Gareth.

Isador Brakkios alzó una ceja ante la respuesta del capitán Kamalas y se levantó lentamente de su asiento.

– Oh, capitán Gareth, haré algo mejor que eso. Le mostraré nuestras instalaciones aquí y mientras tanto, puedo prepararle la ubicación en el espacio profundo de un par de estaciones de piratas y contrabandistas que varias facciones utilizan como base de reaprovisionamiento...alegal. Bien orquestado, usted podrá pasarle esta información a su mando y estoy seguro de que el destructor estelar Diomedes dará buena cuenta de ello... se perderán algunos pilotos de caza, probablemente, pero las bajas serán tan leves como para que no sea molesto y al mismo tiempo serán las suficientes como para que se vea como una operación de suficiente calado que pueda favorecer un ascenso. Quizá a inteligencia, o al buró de seguridad imperial.

Entrañas de la Fragata clase-Nebulon B Centinela. Acill Jerrod y Belkar Lemel.

Belkar Lemel se sentó en la torreta láser e indicó a Acill Jerrod que operase la lanzadera de misiles. Probablemente en aquellas circunstancias, cantidad de disparos era mejor frente a la calidad de los mismos.

Belkar fue dando zancadas hasta la torreta láser. Con el voluminoso traje de protección puesto, se dio cuenta de que no cabía dentro del asiento diseñado para un humano sin traje de vacío, así que hubo de colocarse en una incómoda posición sentándose en el borde de aquel butacón y apenas viendo los monitores de puntería. Como pudo, orientó el arma y se preparó para abrir fuego.

Acill Jerrod llegó a la torreta de misiles y vio de nuevo que seguía descargada. Siguió la mirada del mecanismo automático de recarga hasta la parte de atrás y vio la entrada al almacén, a donde fue rápidamente. Dentro vio las ojivas en un armario transparente de seguridad, y al lado una pequeña consola de control. Le dio al botón grande y verde y el mecanismo cobró vida, desplazando 6 ojivas desde el almacén a los tubos lanzadores del arma. Encajándose como pudo también en el puesto artillero, Acill Jerrod se preparó para fijar el blanco en cuanto el interceptor rebelde entrase en alcance.

El primer signo de que la fiesta empezaba fue un pitido intermitente, cada vez más corto, desde la consola de Acill Jerrod como que el sistema de puntería estaba fijando el blanco.

Poco después, las armas de la fragata comenzaron a abrir fuego, de forma torpe al principio, con más peligro conforme el caza se iba acercando. Belkar Lemel sumó sus disparos al resto y vio como el caza hacía maniobras evasivas, esquivando casi todos los disparos pero encajando otros. Apenas le quedaban escudos.

La lanzadera operada por Acill Jerrod fijó el blanco y el misil voló. Sin embargo, el caza consiguió esquivarlo. No se había librado del todo de él, ya que el misil giraría y volvería a por él, pero con esa esquiva el caza rebelde consiguió llegar al alcance de sus sensores y hacer su pasada de reconocimiento de la fragata, enviando pocos segundos después los datos recopilados a alguna base rebelde oculta o a algún crucero cercano.
10
Aventuras / Re:Aventura II - Interludio: Fantasmas de Lafra
« Último mensaje por Luriant en 26-Enero-2018, 16:01:29 »
Belkar Lemel

- Salvo que puedas hacer virguerias con la consola del oficial, creo que ese misil es nuestra mejor esperanza; tal vez no lo derribemos pero dejará de acercarse a la fragata. Esperemos que alguna de las torretas pueda dañarle lo suficiente para forzar a retirarse.
- Me pondré a los mandos del cañón láser, tengo suficiente confianza como para no necesitar el apoyo de la consola para fijar los tiros. La verdad tengo más confianza, esos algoritmos tienen una predición muy simple y se pueden evitar con algunos toneles.


[Me siento en la torreta y configuro lo que sea necesario para el tipo de blanco al que me enfrento, con una velocidad máxima de 120 megaluces... NO, 160, es posible que el piloto envié toda la energía al motor si piensa hacer una pasada rápida. Me concentro en el punto desde el que viene y espero a que entre en mi alcance.]
Páginas: [1] 2 3 ... 10