ELS


Autor Tema: Kull Novalast  (Leído 372 veces)

 

Nolferek

  • Jedi Pelón
  • Jedi
  • *
  • * * * *
  • Mensajes: 2001
    • Nolfy
    • La Brújula del Errante
    • Email
Kull Novalast
« en: 31-Octubre-2017, 00:27:10 »


Tipo de personaje: Ingeniero gruñón

Nombre del personaje: Kull Novalast
Nombre del jugador: Alfonso "Nolferek"

Especie: Humano
Altura: 1,80
Peso: 75 kg
Sexo: Masculino
Edad: 26

Descripción física: Este humano de complexión media  cubre su rostro con una barba negra cerrada que remata una expresión casi permanentemente adusta. Su postura y lenguaje corporal es el de una persona en permanente alerta, como aquel que espera un ataque en cualquier momento, intranquilo pero también dinámico, resolutivo, adaptable.

DESTREZA 2D+1
Blasters: 3D+1
Parar sin armas:
Esquivar:
Granada:
Armas pesadas:
Parar con armas:
Atacar con armas:

PERCEPCIÓN 3D+1
Negociar: 4D+1
Mando: 4D+1
Timar:
Jugar:
Esconderse/furtivo:
Buscar:

CONOCIMIENTOS 3D
Razas alienígenas:
Burocracia:
Culturas:
Lenguas:
Sistemas planetarios:
Bajos fondos:
Supervivencia:
Tecnología:

FORTALEZA 2D+2
Atacar sin armas:
Escalar/saltar:
Levantar:
Vigor:
Nadar:

MECÁNICA 2D+2
Astrogación:
Cabalgar:
Manejar repulsores: 3D+2
Artillería naval:
Pilotaje naval:
Escudos navales: 3D+2

TÉCNICA 4D
Programación/reparación ordenadores: (+1D)
Demolición:
Programación/reparación Droides: 6D (+1D)
Medicina:
Reparación repulsores:
Seguridad: (+1D)
Reparación naves espaciales: 5D (+1D)

Deudas de 10.000 créditos a Etamin Ilytut, mafioso local de Haidoral Prime en el borde medio.

EQUIPO:
Computador de bolsillo
1000 créditos
Título de propiedad de droide R2-K5
Título de propiedad de la nave YT-2000 "Princesa Vagabunda"
Pistola báster
Carabina de iones Merr-Sonn DEMP-2


VENTAJAS Y DESVENTAJAS:
Ventajas:
- Riquezas 3 (25.000 créditos)
- Aptitud informática 3 (+1D a Programación y Reparación de droides y computadoras, Sistemas de Seguridad.)
Desventajas:
- Deuda 1 (10.000 créditos)
- Odio a la autoridad 2 (odia que le ordenen).

(Las riquezas y las deudas invertidas en la nave espacial YT-2000)

HISTORIA:

Spoiler
Nacido en un planeta del borde medio, Haidoral Prime, su padre poseía un negocio de reparación de naves espaciales con un edificio entero en la capital planetaria dedicado a su taller. Sin ser una familia rica, Kull creció en un entorno acomodado y sus prontas aptitudes para seguir los pasos de su padre dejaron enseguida claro que continuaría con el oficio familiar llevándolo probablemente a cotas más altas. En aquella época acontecieron las guerras Clon, y durante aquellos tres años el planeta tuvo la gran fortuna de no verse envuelto directamente en el conflicto y salir relativamente intacto. Aún es más, para negocios como el de su padre si bien nunca faltaba trabajo aquella época aunque arriesgada fue de especial prosperidad para la familia dado el ingente número de naves que iban y venían.

A una infancia feliz le sucedió una adolescencia problemática dado que Kull no encajaba en la escuela secundaria con el resto de chavales. Si bien gustaba de la cerveza corelliana y de una buena juerga como el que más le costaba hacer amigos. Casi exclusivamente se relacionaba con aquellos con los que compartía sus aficiones con la mecánica y los droides, y la educación progresivamente más militarizada y jerarquizada del Nuevo Orden del Emperador no encajaba con un adolescente de pensamiento liberal e independiente. Durante aquella época aprendió lo que podía del taller de su padre, trabajaba ocasionalmente en los droides mecánicos del taller y leía antiguos holotextos de obras filosóficas de autores perdidos de la Antigua República que habían pertenecido a su abuelo de los que ya no estaba permitida la compra de más licencias para descarga porque al Nuevo Orden ya no le interesaban preguntas metafísicas que bajo el punto de vista de Kull, y a sus tiernos dieciséis años le parecían de gran importancia. Fue entonces cuando comenzó a obsesionarse con la Inteligencia Artificial aplicada a los droides como cenit máximo de la obra artificial así como de las implicaciones éticas y morales de una IA verdaderamente autónoma. La lectura de sus holotextos de filosofía mezclado con su afición a la robótica le llevaba a reflexionar y obsesionarse una y otra vez con el estatus de un droide dentro de la sociedad y de que al fin y al cabo, de no ser por su programación autolimitante a determinadas funciones especializadas, casi eran hijos no reconocidos de las especies inteligentes de la galaxia. En suma una verdadera IA autónoma, algo que no se había conseguido en la historia de la galaxia, constituiría de facto en la creación de una nueva especie artificial digna de reconocimiento. Con aquellas cosas en la cabeza Kull ingresó en la Universidad Imperial para realizar sus estudios de ingeniería mecánica estelar. Fue aproximadamente por aquella época cuando entró en contacto con la tecnología olvidada de la Confederación de Sistemas Independientes.

La Escuela Imperial de Ingeniería englobaba, dentro de un edificio recién reformado al gusto de las universidades del régimen que más parecía una fortaleza que un centro académico, varios estudios  especializados. Los fines de semana los estudiantes permanecían internos en la escuela pero la disciplina se relajaba lo suficiente para permitir todo tipo de juergas clandestinas y torneos de holojuegos. A Kull le gustaba especialmente uno llamado Artesanía de Guerra Estelar, del que montó un equipo para competir con otro estudiante de informática avanzada, Klaus y otro de aeronáutica, Hans. Una de aquellas noches, tras ganar un suculento premio de varios miles de créditos en un torneo por la holored, Kull y Hans picaron a Klaus para ver si era capaz de hackear la  Escuela Imperial de oficiales del planeta. Entre gritos de sus amigos y bebiendo jarras de cerveza corelliana una tras otra, Klaus tecleaba frenéticamente con el sudor cayendo de su frente. Finalmente logró su objetivo: ante el asombro de sus dos amigos, les enseñó su trofeo: especificaciones técnicas y planos de varios modelos de droides de guerra de los separatistas. Entregó una copia a cada uno de sus amigos. Aquello casi hace que a Kull le explotase el cerebro y comenzó a estudiar aquello con obsesiva compulsión. Se convirtió en un gran admirador secreto de los trabajos de la Federación de comercio y la Tecno-Unión, sobre todo de sus desarrollos en el campo de la IA. Se decidió a conseguir más de aquella documentación cuando le fuera posible.

A las pocas semanas de aquello dos agentes del ISB aparecieron en su edificio y comenzaron a interrogar a profesores y alumnos de la escuela, interesándose sobre las actividades durante los fines de semana, horarios de entrada y salida y a investigar accesos no autorizados a la holored. La disciplina se tornó férrea también durante los fines de semana, algo que comenzó a desarrollar una creciente frustración en los alumnos y con el paso de las semanas las pesquisas se fueron cerrando en torno a las instalaciones de informática avanzada. Kull se temió lo peor. Finalmente llegó el día en que Klaus desapareció. Jamás se supo más de él. Hans y Kull empezaron a evitar que les vieran juntos y fueron perdiendo amistad, incluso se creó un cierto resentimiento silencioso entre ellos. Toda esta situación comenzó a amargarle el carácter a Kull, que aparte de Hans y Klaus carecía de amigos en la universidad. Terminó sus estudios a duras penas, mordiéndose el labio para no mostrarse rebelde y desobediente por miedo a represalias a sus padres. Y llegó el periodo de prácticas de sus estudios, que esperaba le permitiera hasta cierto punto liberar parte de su frustración.

Y fue en parte sí, en parte no. Sospechaba que su resentimiento y el empeoramiento de su actitud, reprimido a duras penas y rozando la rebeldía le había ocasionado que su destino de prácticas no fuera el más adecuado... se vio en el hospital más grande de la capital planetaria, supervisando ordenadores médicos avanzados en lugar de trabajar sobre ellos. A pesar de eso, se esforzó por tocar las narices todo lo posible, combatiendo la continua frustración de las estúpidas consultas de usuarios que no tenían ni idea con sugerencias constantes a su supervisor para aplicar tecnologías de software novedosas de las que no tenían tampoco ni idea mientras hacía pequeños trapicheos, enchufando pequeños dispositivos a las redes y recursos del hospital que le permitieron acceso remoto a servicios de pago de holovisión y holojuegos por la cara durante su estancia allí. Igualmente los fines de semana podía regresar al calor del hogar, el trajín de los familiares hangares de reparaciones del negocio de su padre y los droides, y a las ocasionales juergas con los amigos. A pesar de todo cuando se graduó, no deseaba otra cosa que largarse de allí y dejar todo atrás.

Tras conseguir su titulación la vida fue bien. Durante un tiempo al menos. Trabajando con su padre pudo aplicar sus conocimientos adquiridos en la Universidad e incluso recuperó a alguno de sus viejos amigos. El taller iba viento en popa con padre e hijo trabajando mano a mano. Incluso Kull volvió poco a poco a sonreír, a hacer sus pequeñas fechorías con sus amigos, a trastear en droides y
 viejas naves obsoletas con sus amigotes y a correrse algunas juergas. Y así pasaron tres años. Por su vigésimoquinto cumpleaños, Kull recibió su propia unidad R2. No había visto nada igual en términos de eficiencia, durabilidad, calidad general y sobre todo, IA avanzada. Aún limitado para las funciones para las que estaba programado, R2-K5 demostraba una gran creatividad en los medios para conseguir los fines y desarrollaba su propia personalidad. Desde entonces, siempre que le era posible Kull trataba de conseguir nuevos kits de mejora para su nuevo droide personal.

Pero al año y pocos meses la vida le dio un golpe terrible. Le cogió de sorpresa. En casa. De resaca. Sus padres habían muerto en un accidente. Daban igual los detalles. Una vida ya asentada, predeterminada en apariencia acababa de dar un vuelco. Sus padres, pilar de amor y cariño en su vida, de estabilidad, se habían ido. Pero aquello desató una catarsis. Había llegado la hora de dar un puñetazo en la mesa. Ya estaba harto. La galaxia languidecía cada vez más bajo el yugo del Emperador, los beneficios del negocio familiar, si bien próspero, descendían cada año debido al excesivo peso de los impuestos destinados a su maquinaria militar. No iba a darle más dinero a aquel lejano tirano y a su sistema represor.

Despidió a los trabajadores del taller, todos fieles a la familia durante muchos años, con generosas indemnizaciones, vendió el edificio y todo el contenido del mismo y compró a un mafioso local la nave más rápida y personalizable que fue capaz de encontrar, un flamante YT-2000 casi de serie que le dejó con unas deudas no muy grandes que esperaba poder pagar dedicándose a recorrer la galaxia y hacer trabajitos aquí y allá, si es que el Imperio le dejaba. Con esa idea, puso rumbo a Andelm IV en el borde exterior, al famoso torneo de Sabacc de La Blanca Paloma, donde esperaba poder encontrar o bien miembros para su tripulación, o bien contratos de trabajo.

PERSONALIDAD:

Parecería mentira que un hombre tan relativamente joven parezca tan gruñón y amargado. Trata con mal carácter a la mayoría de personas con las que trata o se rodea, con la excepción moderada de su tripulación hacia la que trata de controlarse en la medida de lo posible. Obsesionado con los droides, la IA, la tecnología de droides del bando separatista, le encantaría hacerse con más planos esquemáticos de modelos de droides o si fuera posible reconstruir uno o varios de los modelos, especialmente alguno de los droides tácticos.

CONEXIÓN CON OTROS PERSONAJES:
Conoció a Tino Cassat en Andelm IV, donde tras una noche de fiesta y juerga desenfrenada tras una buena noche de juego de éste decidieron asociarse para trabajar por libre. Tino es el relaciones públicas de la asociación, buscando trabajos legales o ilegales a través de sus contactos en casinos, redes de bajos fondos, cooperativas de transportistas, contrabandistas, contactos con células de resistencia al Imperio, etc. Probablemente Tino es una de las pocas personas con las que Kull hace un esfuerzo para moderar su mal carácter y ni siquiera sabe exactamente por qué.

Conoció a Ben Udrith en Abregado-Rae, donde lo contrató como piloto de su nave hace unos meses. Desde entonces, parece que los trabajos que realizan los tres para tratar de perjudicar al Imperio han crecido poco a poco desde entonces...


PUNTOS DE FUERZA: 1
PUNTOS DEL LADO OSCURO: 0
ESTADO DE SALUD: SANO
« Última modificación: 08-Marzo-2018, 03:29:22 por Nolferek »
"En este caso yo no tiraría a ningún niño al metro. Bueno sí, pero no por eso, sólo por apetencia, como en cualquier otro caso."(Neowedge)
-Miembro del Consejo ELS
-Oficial al mando de la Oficina de Competiciones
 

 

Nolferek

  • Jedi Pelón
  • Jedi
  • *
  • * * * *
  • Mensajes: 2001
    • Nolfy
    • La Brújula del Errante
    • Email
Re:Kull Novalast
« Respuesta #1 en: 02-Enero-2018, 00:23:56 »
R2-K5



Droide astromecánico

Altura: 1 metro
Peso: 50 Kg

Habilidades:

- Programación/reparación de ordenadores 7D
- Reparación de naves espaciales 7D

Equipo:
- Tres piernas con ruedas (una retractable)
- Cabeza-cúpula giratoria sobre su eje
- Dos brazos retractables almacenados en el chasis, uno para trabajo delicado y otro para trabajo pesado. (Levantar 2D)
- Sensor de video (ojo)
- Soldador de arco eléctrico
- Pequeña sierra circular
- Pantalla de vídeo y holoproyector
- Extintor de fuego
- Input/output mediante silbidos y bips
- Pequeño espacio de carga (20x8 cm)
- Equipo sensor con antena de corto alcance
- Sonda-enchufe de conexión universal con ordenadores
« Última modificación: 02-Enero-2018, 00:25:37 por Nolferek »
"En este caso yo no tiraría a ningún niño al metro. Bueno sí, pero no por eso, sólo por apetencia, como en cualquier otro caso."(Neowedge)
-Miembro del Consejo ELS
-Oficial al mando de la Oficina de Competiciones
 

 

Nolferek

  • Jedi Pelón
  • Jedi
  • *
  • * * * *
  • Mensajes: 2001
    • Nolfy
    • La Brújula del Errante
    • Email
Re:Kull Novalast
« Respuesta #2 en: 06-Marzo-2018, 14:10:21 »
PRELUDIO:

Añado 1D6 a la habilidad Programación/reparación ordenadores

Cojo de equipo:
Carabina de iones Merr Sonn DEMP-2 . Rango 25/60/250. Daño normal 3D, doble carga 4D, triple carga 5D.

Otros:

Intento borrarle la memoria y reprogramar al puñetero droide aduanero de la estación para que se una a mi séquito como secuaz.
"En este caso yo no tiraría a ningún niño al metro. Bueno sí, pero no por eso, sólo por apetencia, como en cualquier otro caso."(Neowedge)
-Miembro del Consejo ELS
-Oficial al mando de la Oficina de Competiciones